DEMOCRACIA Y WOODY HARRELSON

Democracia, tomar el poder

Quiero empezar éste blog citando la que debe ser la regla suprema de relación entre los ciudadanos, la constitución. En este caso es la constitución española, pero esta regla vale para todos los pueblos del mundo. Es indispensable tener un sistema democrático que proporcione y garantice una sociedad justa y para ello es necesario una población interesada en su futuro, en el de sus hijos y en el futuro del entorno en el que tenemos que vivir. Es necesario mantener la economía como una herramienta más y abandonar las tesis TEOECONOMICAS que tratan el dinero como la nueva deidad.  La base de todo entendimiento pasa por dos puntos claves:

  1. Tener todos unas “reglas de convivencia”
  2. Que esas reglas se cumplan

CONSTITUCIONCONSTITUCIÓN

TÍTULO PRELIMINAR

Artículo 1

1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.

14259060075918“Maras políticas”

Hoy por hoy tenemos las herramientas para cambiar nuestro presente y marcar el camino hacia el futuro, la información. Hasta el día de hoy nuestra oportunidad era cada cuatro años elegir a la banda que nos iba a gobernar dictatorialmente durante la siguiente legislatura. Los partidos políticos han mostrado una y mil veces su verdadera cara antidemócrata, pero en este caso, en este fracaso que hemos sufrido y que nos va a costar nuevas elecciones, ha sido vergonzoso.

No quieren pactar ley por ley, quieren gobernar solos. Y son capaces de vender lo que sea necesario, a sabiendas que no es suyo. Tratan los recursos de nuestro país, el de todos, como si fuera algo prescindible con lo que negociar para que se consiga un “haz lo que quieras”, eso si, “Haz lo que quieras a cambio de…”

Entidades nada democráticas son las que nos hablan de representatividad el pueblo. Cambian la Constitución si consultar, porque son los representantes del pueblo. Ejercen el poder y abren la caja de la seguridad social para que se pague antes a los bancos que las pensiones, como hizo el Psoe de Zapatero. No quieren referendums vinculantes ni preguntar al dueño de la soberanía usurpada por ellos. Son casi empresas dedicadas a gobernar, con interés económico muy marcado. pero no un interés general, no. Un interés personal o de grupo, en el que lo importante es el color de la camiseta política. Y estas “casi bandas” se dedican a comprar medios o a dejarse comprar por ellos, con el fin de manipular la retorica y que la verdad no salga jamás. Lo que sale es una relación de frases alienantes dirigidas a destruir la confianza en los demás colores políticos. Raramente hablan de que harán al gobernar, y si lo hacen, usan la táctica de una verdad entre dos mentiras. Aunque cuando llegan al poder a veces no cumplen ni aquello que de verdad querían cumplir.

Sin embargo tenemos la posibilidad de cambiar esto. Existen herramientas.

La Solución

Actor Woody Harrelson

Actor Woody Harrelson

Dice Woody Harrelson que si usamos los recursos que tenemos, podemos tener lo que necesitamos. Que podemos cambiar empresas y gobiernos, sólo tenemos que organizarnos. Se puede boicotear una cadena, un grupo de empresas o un partido político (cada cuatro años). Hagámoslo, expresemos a través de una lista de empresas corruptas o corruptoras y hagamos boicot a sus productos. Cambiemos las cosas.

Os dejo las declaraciones de Woody Harrelson, que aportan una visión clara.

«Compramos comida rápida que no alimenta, infinidad de productos de limpieza contaminantes y no biodegradables. Estamos gastando nuestro dinero, ganado duramente, envenenando nuestros hogares sin una razón clara. ¿Por qué? Porque la industria, con su publicidad, nos dice que lo hagamos. Pero si una empresa contamina el medio ambiente o hace malas prácticas, y dejas de comprar sus productos, cambiará. Si no compras comida con aditivos químicos o transgénicos, dejarán de producirla. Desde el minuto en que vamos a realizar una compra tenemos mucha responsabilidad. Podemos cambiar empresas, políticas, hasta gobiernos. Estamos en el siglo XXI. Si usamos nuestros recursos razonablemente, no hay motivo para que no tengamos, todos, lo que necesitamos. Y no es justificable que siga muriendo tanta gente por escasez. Hombres y mujeres, palestinos o israelíes, católicos o protestantes, la gente común, en definitiva, solo queremos vivir en paz y en un entorno limpio, y miramos a nuestro alrededor y vemos que no es así. Porque el deseo de la mayoría no es ser escuchado. Los gobiernos no van a cambiar las cosas por sí solos. Ninguna compañía seguirá ejerciendo malas prácticas por un producto que no vas a comprar. Es muy importante que sepamos esto como consumidores: tenemos el poder para cambiar el mundo en el que vivimos. Las compañías son extremadamente sensibles a lo que nos pase por las mentes. Si no compramos lo que nos venden, desaparecen. Y si decidimos hacer un consumo responsable, debemos promocionar esas compañías que hacen negocios de una forma socialmente responsable».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s