Podemos e IU sellan una alianza para concurrir juntos a las elecciones

Consulta a las bases, lo primero

Podemos e Izquierda unida son partidos distintos. Distintos al resto de los partidos de nuestro espectro político y distintos de lo que eran. Y por ello quieren predicar con el ejemplo la democracia. Se ha llegado a un acuerdo que ha de ser ratificado por sus muy orgullosas bases. Muchos sabéis que, el que escribe estas lineas está lejos de comunismo y de la izquierda rancia y vendida de hace unos años. Esa que sólo tenía discurso de barricadas y que pactaba con cualquiera a cambio de las migajas del Bi partidismo. Pero hoy Garzón personifica otro tipo de Izquierda Unida, uno mucho más cercano al pueblo y a la calle. Hoy Garzón es un valor que representa la honestidad de aquellos que trabajan para sacar adelante a sus familias. Garzón es el líder más valorado y eso debe ser por algo.

Pablo aporta su fuerza y la organización política construida por ciudadanos normales y corrientes. A mí me ganaron cuando comprobé que “Ni de izquierdas ni derechas. Los de abajo contra los de arriba” Y hoy creo que ese espíritu está más vivo que nunca, que se van a limpiar las instituciones de corrupción y nuestro pais va a tener una oportunidad de salir adelante. Sin embargo lo primero es votar. Desde este blog hemos rescatado los enlaces para hacerlo, así que no lo dudéis y participad en esta gran ocasión de cambiar las cosas.

Izquierda Unida: http://www.izquierda-unida.es/Consulta_26J

Podemos: https://participa.podemos.info/es

Juntos a ganar las elecciones

Podemos e Izquierda Unida se presentarán juntos a las elecciones del 26-J. Ambas formaciones sellaron en la tarde de este lunes “un preacuerdo electoral” que someterán entre este martes y el miércoles al voto de sus militantes y simpatizantes. El pacto, anunciado por ambas fuerzas al filo de las ocho de la tarde, garantiza a IU al menos una sexta parte de los escaños en el Congreso que logre la coalición que, según sus previsiones, podrían ser en conjunto 58, sin contar con las alianzas territoriales de Podemos en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia. El objetivo de la alianza es “recuperar el país en favor de las clases populares”, “las mayorías sociales y ganar las elecciones al PP”, recalcaron los partidos de Pablo Iglesias y Alberto Garzón.

El preacuerdo consta de cinco puntos: fórmula de la coalición, visualización y presencia de las dos organizaciones durante la campaña, programa, reparto de los recursos económicos y candidaturas. En lo que respecta a lo más delicado, el reparto de puestos en las listas, que el pasado fin de semana hizo encallar la negociación, Podemos accedió a la principal exigencia de IU. El partido de Garzón, que el 20 de diciembre logró casi un millón de votos, pidió tener asegurados al menos una sexta parte de los diputados. El acuerdo habla de una “proporción de uno a seis en el previsible resultado final de escaños”, sin precisar si esa proporción es de un escaño para la federación por cada seis del total o de uno por cada seis logrados por Podemos. En su conjunto, en cualquier caso IU tendría al menos entre ocho y nueve escaños.

El cálculo de las dos formaciones apunta que la alianza les podría otorgar 58 diputados, al margen de En Comú Podem, Compromís o En Marea. Podemos consiguió el 20-D un total de 44 escaños en el Congreso, pero sumó hasta 69 con dichas alianzas, mientras que IU, penalizada por la ley electoral, solo logró dos. También hay una concesión a IU en las candidaturas al Senado: la federación de izquierdas encabezará como mínimo cuatro circunscripciones.

La alianza aún carece de nombre, al menos oficialmente. El próximo viernes, deberá quedar registrada ante la Junta Electoral Central, ya que ese día vence el plazo legal para presentar las coaliciones electorales. El texto se limita de momento a señalar que se trata de una coalición firmada por todos los partidos que la integren, con sus correspondientes siglas, que quedará registrada con la fórmula: Podemos-IU y el resto de formaciones (Equo, por ejemplo). El acuerdo, negociado principalmente por los respectivos secretarios de Organización, Pablo Echenique, de Podemos, y Adolfo Barrena, de IU, garantiza, además, “la visualización de las imágenes y logos de cada organización en los materiales de comunicación, campaña y papeletas de votación”.

Es decir, las siglas de IU estarán en la campaña, que ambas fuerzas organizarán por separado. Así queda reflejado en el apartado dedicado al reparto de recursos: “Habida cuenta que, aunque pueda haber actos conjuntos, la campaña será diferenciada, cada organización aportará los recursos necesarios” para la suya.

El régimen económico de la coalición fija que el reembolso de los gastos electorales dependerá de “lo efectivamente pagado por cada organización”. Con respecto a los ingresos que la alianza percibirá en virtud de la Ley de Financiación de los Partidos Políticos por los votos que logre el 26 de junio, Podemos concederá a la federación de izquierdas una sexta parte de esa cantidad más el 5%. En cambio, la parte correspondiente a los diputados será “estrictamente proporcional al número de escaños que tenga cada organización”.

El programa también ha sido objeto de negociación. Podemos e IU concurrirán con una apuesta de mínimos a la que añadirán sus respectivos programas. La propuesta que Izquierda Unida ha formulado a Podemos está basada en 26 medidas elaboradas con intención de no colisionar con los planteamientos del partido emergente.

Ni República ni OTAN

El documento elude algunas de las materias que separan a ambas formaciones. Así, IU no menciona la República como modelo de Estado, una de sus principales banderas ideológicas, como tampoco la nacionalización de empresas energéticas o la salida de España de la OTAN, medidas que sí lleva en su programa.

El contenido del acuerdo alcanzado este lunes se limita a señalar que “desde el reconocimiento de las señas de identidad de cada una, acordarán unas bases programáticas comunes que serán las únicas que obligarán a defensa colectiva”. “En cuestiones no establecidas en el marco común, hay soberanía de cada una de las organizaciones firmantes”, concluye.

Después de algo más de una semana de negociación oficial —y varias semanas más de conversaciones discretas— y tras una experiencia fallida de pacto antes de los comicios del 20-D, ambas formaciones tendrán, en todo caso, hasta el viernes para retocar el texto que hoy y mañana someterán a votación de sus respectivas bases.

“¿QUÉ, ALBERTO, UNA CERVEZA?”

E.G. DE BLAS

“Cuando el Parlamento es un teatro, los teatros deben ser Parlamentos”, dice el mural que recibe en la sala Mirador, en el madrileño barrio de Lavapiés, el escenario elegido por Podemos e IU para escenificar su acuerdo de coalición para las próximas generales. Pablo Iglesias y Alberto Garzón entraron ayer entre aplausos y gritos de “¡Sí, se puede!” en el espacio donde, ante un centenar de simpatizantes, proclamaron que su candidatura conjunta se halla en condiciones de ganar al PP.

El líder de Podemos y el candidato de IU comparecieron juntos —Garzón visiblemente acalorado— ante los periodistas y bajo la mirada atenta de dirigentes de Podemos, como uno de sus fundadores, Juan Carlos Monedero, o la antigua candidata de IU Tania Sánchez, ahora diputada por la formación emergente. Tras insistir en lo “histórico” de la alianza, junto a su voluntad de ganar las elecciones y de tender la mano al PSOE, Iglesias miró a Garzón y le dijo: “¿Qué, Alberto, una cerveza?”. Y después se la tomaron.

“No os oculto mi felicidad; hoy es un día histórico. Estamos mucho más cerca de ganarle las elecciones al PP”, señaló Iglesias. “Quiero darle las gracias a Alberto Garzón y a IU por este acuerdo que nos acerca a una necesidad histórica: el 20 de diciembre hubo gente que votó con ilusión. En esta segunda vuelta, esa ilusión se va a convertir en el motor de un cambio político. Es un honor estar aquí con Alberto, caminar juntos. No es un acuerdo entre dos organizaciones políticas, sino con la gente”, añadió.

GRA358 MADRID 09 05 2016 - Fotografia colgada por Izquierda Unida IU en la red social Twitter de los lideres de Podemos Pablo Iglesias d y de IU Alberto Garzon i dandose un abrazo en la Puerta del Sol emblema del movimiento del 15M con el que han anunciado el preacuerdo electoral alcanzado por ambas formaciones para presentarse a los comicios del 26 de junio EFE SOLO USO EDITORIAL

“Ha sido una tarea por la que hemos luchado mucho tiempo”, opinó Garzón. “Tenemos en común pensar en las clases populares, en la gente común, en los que han sufrido la crisis y en todos los que necesitan que haya una candidatura que gane al PP. Con este preacuerdo estamos sentando las bases de la victoria sobre el PP y Ciudadanos”, enfatizó el diputado de la federación de izquierda.

Fuente: El Pais

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s